ISSN: 2542-3134 | Depósito legal: DC2017000086
Descargar PDF

Homenaje a la maestra ROSA BRICEÑO ORTÍZ

Carlos Alarico Gómez

El martes 29 de mayo de 2018 se produjo el sensible fallecimiento de la Maestra Rosa Briceño Ortíz, quien fue la primera mujer venezolana en dirigir una orquesta sinfónica. La insigne directora nació en Caracas en 1957 e inició sus estudios en la Escuela Superior de Música José Ángel Lamas en la especialidad de piano. En 1980 egresó como directora de coros de la Escuela de Canto Coral de la Fundación Schola Cantorum de Caracas, bajo la tutela del Maestro Alberto Grau. Paralelamente realizó estudios de composición en la Escuela de Música José Lorenzo Llamozas con la maestra Modesta Bor y luego viajó a Italia a estudiar en la Accademia Musicale Chigiana donde recibió clases de los maestros Franco Ferrara y Guennady Rozhdestvensky. De regreso a Venezuela fue la primera mujer en la cátedra de dirección orquestal del maestro Gonzalo Castellanos Yumar. Obtuvo su título de Licenciada en Educación y Magister Scientiarum en Diseño de Políticas Públicas en la Universidad Central de Venezuela.
Desde 1994 fue directora titular de la Banda Marcial Caracas, siendo la única mujer hasta la fecha en obtener dicha titularidad. A nivel internacional participó como docente en múltiples talleres, conferencias, seminarios y conciertos en Latinoamérica, Norteamérica y Asia, lo que le permitió alcanzar reconocimiento por la calidad de su trabajo docente. El adelanto de sus investigaciones sobre el movimiento de Bandas musicales fue siempre de su interés profesional, ligándola estrechamente a los procesos de formación de jóvenes directores, así como a la asesoría técnica para programas de formación de bandas musicales, proyecto que desarrolló especialmente en Panamá y Venezuela. Además, integró el Jurado en varios concursos para bandas alrededor del mundo, motivo por el cual le fue conferida la condecoración Emma Soler en reconocimiento a su labor en pro de la cultura, la cual le fue otorgada por la Gobernación del Estado Miranda en 2017.
A pesar de su probada capacidad profesional, en 1984 fue descartada en la audición para dirigir la Orquesta Filarmónica Nacional, pese a que fue la mejor calificada por el Jurado, que le informó la incomprensible decisión debido a que –según le dijeron- “Las mujeres se enamoran, se casan y salen embarazadas”, razones que le impedían ser directora de la OFN. Sin embargo, su persistencia y calidad profesional la convirtieron en directora de la Banda Marcial de Caracas en 1994. Rosa Briceño también fue una destacada docente y por más de veinticinco años ejerció como profesora en la Escuela Superior de Música José Ángel Lamas, donde llegó a ocupar la Dirección del instituto. Fue también la primera mujer que dirigió la Orquesta Sinfónica Simón Bolívar.
Lamentablemente su salud comenzó a deteriorarse y los exámenes médicos le diagnosticaron leucemia. El gremio musical se vistió de luto al enterarse de su muerte y recordó sus múltiples aportes al mundo orquestal organizando un concierto In Memoriam. La Fundación Compañía Nacional de Música fue la encargada de organizar el concierto en homenaje a la insigne Maestra, el cual se llevó a efecto el domingo 29 de septiembre de 2018 a las 4 pm, fecha en la cual se conmemoraban cuatro meses de su sensible fallecimiento. El evento recibió el nombre de “El Bien que quiero ver” y se presentó en la Sala Simón Bolívar del Centro de Acción Social por la Música, con la intervención de la Orquesta Filarmónica Nacional, dirigida por el Maestro Alfredo Rugeles; la Schola Cantorum de Venezuela, bajo la batuta del Maestro Miguel Ástor; y el Coro Polifónico Rafael Suárez con el Maestro Cruz Cabrera como director. Las tres agrupaciones tuvieron a su cargo la interpretación de obras representativas del patrimonio musical venezolano. La Schola Cantorum de Venezuela interpretó las piezas Gota de breve rocío de Inocente Carreño, Endecha de Moisés Moleiro, Rosas frescas de Juan Bautista Plaza y Aquí te amo de Modesta Bor. De su parte, la Orquesta Filarmónica Nacional ejecutó la obra Obertura para orquesta de la Maestra Modesta Bor. El homenaje finalizó con el estreno mundial de la obra Cantos de paz y muerte para coro mixto y orquesta de cámara del compositor Miguel Astor, con la participación del Coro Polifónico Rafael Suárez y la destacada actuación de las solistas Anna Rotinova y Gioconda Cabrera Colón. Este repertorio fue seleccionado por la estrecha vinculación de la Maestra Rosa Briceño con los madrigales que por años dirigió en diversas agrupaciones corales, la obertura de quien fuese su Maestra y el estreno de la composición de su compañero y amigo Miguel Astor.
Como parte del homenaje fue presentado un video sobre la vida de la sin par artista, el cual fue patrocinado por la Compañía Nacional de Música, con un guión elaborado por Adriana Quiaro y Harold Palacios, la producción a cargo de Silvana Aquino y la dirección bajo la responsabilidad de Keudys López. En el video se pueden apreciar momentos muy significativos de la vida de la querida y recordada Maestra, con testimonios de su hermana Ligia Briceño de Mayz, sus alumnos Adriana Quiaro, Rosalbert Bustos, Eloísa Gómez Delgado, Jesús Milano y José Ángel Viña, así como de sus compañeros y amigos Miguel Issa, Pedro Antonio Silva y Zaida Mancini.
Rosa Briceño Ortiz nunca será olvidada en el mundo musical, ni entre sus numerosos amigos y alumnos, quienes siempre tendrán presente los muchos conciertos estelares que dirigió, especialmente aquellos que efectuó mientras estuvo al frente de la Banda Marcial de Caracas.


Descargar PDF